psiquiatria forense

PSIQUIATRÍA FORENSE

INTRODUCCIÓN.

Se pretende desarrollar de forma secuencial, todo el aspecto relacionado a la psiquiatría forense, comenzando claro está por el conocimiento del mismo término y sus orígenes así como su clasificación, y métodos de diagnóstico, que llevan a descubrir la personalidad del sujeto, antes o después de un hecho delictivo, así mismo, este tipo de análisis, no solo sirven para el diagnóstico posterior al acto, sino también para la prevención de futuros actos. Las diferentes clasificación de la alteraciones psicológicas, sean de diversos orígenes, determina a posterior el grado de imputabilidad del sujeto, ayudando así al medio jurídico para poder dictar una sentencia, con bases sólidas y evidencia de un carácter científico.

“Los muchos libros a unos hicieron sabios y a otros locos”. Petrarca

El estudio de determinadas áreas del conocimiento, comprende en su inicio, entender la procedencia misma de la palabra, tomando en cuenta este aspecto, la etimología de “la palabra psiquiatría proviene del griego, psyche: alma y de atra: enfermedad”[1], por lo tanto, se dirá que la psiquiatría es el tener el alma enferma.

También se debe tomar en cuenta que la palabra psiquiatría, ya en sí misma es un concepto, donde la “juega un papel preponderante en todas las ramas del Derecho: Legislación Civil, Derecho Laboral, Derecho Canónico, Comercial, Castrense v de Familia En Derecho Penal constituye una ciencia auxiliar de la justicia que ayuda a comprender la subjetividad y dinámica del delito, como también se ocupa de la personalidad y/o de las perturbaciones mentales del delincuente” [2], por lo tanto la psiquiatría es una disciplina multidisciplinar, aplicable a varias ciencias del saber.

Dentro de la perspectiva de la especialización de la ciencias, se “considera la PSIQUIATRÍA FORENSE como otra subespecialidad de la Psiquiatría, a cuyo cargo estaría toda la problemática psiquiátrica de la medicina Legal, planteamiento éste ideal, pero no real en nuestro medio, en donde escasean los PSIQUIATRAS FORENSES, por lo cual, los legistas generales y médicos que laboran en los niveles regionales y locales todavía deben ocuparse de los problemas psicológicos y psicopatológicos de nuestra medicina legal”[3], de lo cual se considera necesario la aplicación de políticas gubernamentales para subsanar esta deficiencia.

Así mismo otra definición de un peritaje de psiquiatría forense donde lo establece como un [...] procedimiento que consiste en realizar evaluación psicológica de las partes en conflicto para que se tomen decisiones de orden judicial relacionadas, ya sea en derecho civil, penal […][4], por lo tanto, la influencia que llega a dar un peritaje psiquiátrico, tiene su influencia en las decisiones de los tribunales de justicia, pero volviendo a recalcar, en la legislación boliviana, los peritajes psiquiátricos no adquieren la importancia relevante dentro de los procesos judiciales.

Igualmente, no solo se debe saber el significado conceptual, también tomar en cuenta su historia, por esta manera desarrollaremos de forma sucinta el proceso evolutivo de la psiquiatría.

Para simplificar su estudio, la historia de la Psiquiatría, nos remitiremos a la época moderna, donde los avances en esta ciencia tuvieron un carácter más relevante, dado su cientificidad y metodología de estudio y experimentación.

PSIQUIATRÍA DE LA ÉPOCA MODERNA[5]

La Psiquiatría alcanzó su máximo desarrollo durante el siglo XX, con las clasificaciones internacionales, las diferentes psicoterapias y con la aparición de la Psicofarmacología.

El suizo Eugen Bleuler, en su libro “Demencia precoz” o el grupo de las esquizofrenias (1911), afirmó que, como no todos los casos de demencia precoz evolucionan hacia la demencia, era más apropiado usar el término “esquizofrenia”.

Mencionó cuatro síntomas fundamentales en esta enfermedad: autismo, ambivalencia y alteraciones en la asociación y afectividad.

En la obra de Bleuler se produce una reordenación de los cuadros delimitados por Kraepelin. Con él se inicia una línea de enfoque clínico más rica en posibilidades que las etapas anteriores.

El alemán Karl Jaspers (1883-1969) realizó un estudio fenomenológico exhaustivo de la mente humana. Influyó notablemente en la psicopatología y en la psicoterapia en general. Con Jaspers se introduce el rigor metodológico en Psiquiatría, adecuándose para su desarrollo como ciencia.

Amparándose en la clasificación de las ciencias vigente en su momento, Jaspers describió dos métodos: El explicativo, propio de las ciencias de la naturaleza, que tiene por objeto el hallazgo de correlaciones entre los fenómenos psíquicos y la base estructural física, y el comprensivo, propio de las ciencias del espíritu, que se fundamenta en lo psicológico, se desentiende de lo corporal e intentar entender la conducta en relación con los hecho históricos y biográficos personales.

El alemán Ernst Kretschmer (1888-1964) describió dos tipos corporales: leptosomático y pícnico, los cuales vinculó con la esquizofrenia y la psicosis maniacodepresiva, respectivamente.

La figura dominante de la Psiquiatría norteamericana, Adolf Meyer12 (1866-1950), desarrolló un concepto psicobiológico de la Psiquiatría, que integraba aspectos biológicos y psicológicos en la génesis y tratamiento de los trastornos mentales. El alemán Kurt Schneider (1887-1967), autor de Psicopatología clínica (1959), implementó los enfoques descriptivo y fenomenológico de Kraepelin y Jaspers, respectivamente. Dividió los síntomas de la esquizofrenia en primarios y secundarios.

Alfred Adler12 (1870-1937) fue el primer psicoanalista en diferenciarse de las ideas de Freud, fundando la escuela de psicología individual. Acuñó las expresiones “estilo de vida” y “complejo de inferioridad”.

Posteriormente el psicoanálisis comienza a desgranarse en múltiples escuelas, siendo los primeros en desligarse de Freud: Anna Freud, Karl Jung, y Melanie Klein.

En plena expansión del psicoanálisis el ruso Pavlov (1849-1936) en sus experimentos sobre conducta aprendida y no aprendida da origen al conductismo o Psicología del comportamiento. Tras él destacan en esta área Watson (1878-1958) y Skinner (1904-1990).

Se desarrollan también otro tipo de psicoterapias, como es la psicoterapia centrada en el cliente de Carl Rogers (1902-1987), donde responsabiliza al paciente por sus sentimientos y evolución de su terapia; la terapia gestáltica de Fritz Perl (1893-1970) busca el alivio terapéutico de una experiencia dolorosa para el tratamiento de la neurosis; el análisis transaccional de Eric Berne (1910-1970), que postula que los padres crean un libreto de vida en la primera infancia que conforma e inhibe la vida del sujeto, por lo que la terapia busca descifrar ese guión.

En la década de los 60, surge en Inglaterra la llamada Antipsiquiatría como movimiento social, teniendo como iniciadores a Ronald D. Laing (1927-1989), con su obra El yo dividido (1960), y David G. Cooper (1931), autor de Psiquiatría y Antipsiquiatría (1967) y La muerte de la familia (1971).

Este movimiento cuestionó a la familia y al estado, en el contexto de otros movimientos contestatarios de la época, definiendo la enfermedad mental como un mito, un rótulo arbitrario utilizado para descalificar a ciertas personas, siendo los psiquiatras instrumentos del poder opresivo. Con estas ideas, los antipsiquiatras fundaron la institución Kingsley Hall (1965-1970), en donde los supuestos enfermos podían realizar libremente sus “viajes” regresivos.

En Italia, Franco Basaglia (1924) fue el autor más destacado de esta tendencia.

Influyó en la promulgación de la ley 180, de 1978, que fue aprobada por el Parlamento italiano y está dirigida, especialmente, a regular y reducir los internamientos psiquiátricos. Como todo movimiento de contracultura, la Antipsiquiatría tuvo una existencia efímera.

Pero es en el campo de la Psicofarmacología, donde se han producido los avances más verdaderamente significativos y trascendentes en el tratamiento de las enfermedades mentales, la auténtica revolución que supone un antes y un después en la Historia de la Psiquiatría.

Así, en 1952 los psiquiatras franceses Jean Delay (1907-1987) y Pierre Deniker (1917-1998) demostraron las propiedades antipsicóticas de la clorpromazina, que significó el primer tratamiento realmente efectivo contra la esquizofrenia.

En los siguientes años aparecieron nuevos antipsicóticos fenotiazínicos y de otros grupos. En 1960 se sintetizó la clozapina, el primero de los denominados antipsicóticos atípicos. En 1957 el psiquiatra suizo Roland Kuhn (1912) y el psiquiatra norteamericano Nathanial Kline (1916-1983), demostraron respectivamente los efectos antidepresivos de la imipramina (del grupo de los tricíclicos) y de la fenelzina (del grupo de los inhibidores de la monoaminooxidasa).

En 1987 se introdujo la fluoxetina, el primero de los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina.

La aparición de los psicofármacos ha significado la mayor revolución en el campo de la Psiquiatría, llegando a convertirse en parte imprescindible del tratamiento de muchas enfermedades psiquiátricas, como la esquizofrenia, los trastornos afectivos mayores, el trastorno obsesivo-compulsivo y otros trastornos de ansiedad. Actualmente existe una gran variedad de psicofármacos, buscándose cada vez mayor eficacia y selectividad de acción, con menos efectos colaterales.

Al comenzar el siglo XX, sólo se conocían cinco fármacos con propiedades sedantes: bromuro (introducido en 1853), hidrato de cloral, paraldehído, uretano y sulfonal. La aparición del fenobarbital en 1912, dio lugar a la síntesis de 2500 barbitúricos, de los cuales 50 se utilizaron comercialmente. En 1957 se sintetizó el clordiazepóxido.

Durante la década de los 60, los barbitúricos fueron desplazados por las benzodiacepinas.

Fue en 1949 que el psiquiatra australiano John Cade (1912-1980) describió los efectos del litio para el tratamiento de pacientes maniacos, Sin embargo, debido a los temores que despertaba este elemento por su toxicidad, no fue hasta 1970 cuando la FDA aprobó su uso en los EE.UU.

TIPOS DE DELITOS

Todo individuo para ser responsable ante la ley debe estar consciente del mundo exterior, razonar y juzgar acerca de lo que es moralmente correcto y controlar su propia conducta como son la:

Delitos

Demencias:- delitos sexuales: Exhibicionismo, tocamientos indebidos

- Delitos contra la integridad por Omisión: Lesiones, Venganzas, palabras soeces, dibujos Pornográficos, Hurtos, Homicidio-suicidio.

Esquizofrenia: -delitos contra la propiedad: Robos, incendios, allanamiento de morada

-homicidios

-delitos sexuales: Violaciones. Tocamiento exhibicionismo.

Paranoia: -delitos: lesiones u homicidio, denuncias falsas, Usurpación, desordenes Públicos, injurias: alta Traición, desobediencia a la autoridad.

Trastornos de personalidad:

Trastornos de personalidad Disocial: Pluridelictual

Paranoide: Denuncias falsas, desacato a la autoridad, injurias, amenazas, homicidios, calumnias de adulterio.

Trastornos de personalidad Esquizoide: Refinada crueldad

Obsesiva: Delitos por omisión

Histriónica: Amenazas, Injurias, calumnias, lesiones, intentos de suicidio

Trastornos de personalidad Narcisista: Lesiones por Frustración

Evitante: Delitos por Omisión

Limítrofe: Malversación De fondos públicos o privados, delitos sexuales, lesiones.

Trastornos de personalidad pasivo agresivo: Deserción, agresión

Explosivo: Son muy peligrosos, homicidios, lesiones, incendios, daños materiales, suicidio.

Imputabilidad Deber de responder ante la ley por sus actos. Los sanos (mentales) y los mayores de edad. Debe tener inteligencia normal y libre voluntad para escoger entre el “bien y el mal”.

a) disminuida

b) atenuada

Culpabilidad

Inimputabilidad Calidad del que no es responsable por un delito.

Inimputabilidad: se solicita cuando el delito es cometido a la sombra de una patología mental que priva el discernimiento la pericia sirve de fallo al juez.

Emoción violenta: Se produce en situaciones traumatizantes que se presentan sorpresivamente, en las que no hay premeditación y ocurre una pérdida súbita del control de las emociones, se producen acciones violentas sin ponderación de las consecuencias. La acción ocurre de manera inmediata.

Ramas del Derecho que precisan con frecuencia de la Psiquiatría Forense

En Civil

En Penal

En Familia

En Adolescentes

En Laboral

Elementos a Investigar

Se realiza la exploración mental de las personas involucradas en un hecho delictivo.

Se determina, del sujeto en estudio:

a) Su salud mental.

b) El tipo de enfermedad mental que presenta.

c) Si actuó o no bajo los efectos de alguna enfermedad mental, estado emocional patológico o de pánico.

d) Su grado de peligrosidad.

e) Su daño moral o psicológico.

f) Si tiene o no capacidad de querer y entender.

g) Si es imputable o inimputable.

h) Si se encuentra capacitado o no para llevar a cabo sus acto.

Técnicas o Métodos de Laboratorio

-Entrevista personal y directa

Examen Psicopatológico

Pruebas Psicometricas

Entrevista a victimas y/o testigos, parientes, amigos o conocidos de la victima y agresor

Estudio del tipo, circunstancia y finalidad del delito

Elementos coadyuvantes: Cartas, escritos, videos, declaraciones, etc.

Análisis e interpretación médico legal, según sus probables estadios evolutivos, de: – Los Trastornos Orgánicos, agudos y crónicos. – El Retraso Mental según sus niveles.

ORIGEN DEL MODELO MULTIAXIAL

La importancia que radica en la clasificación de enfermedades mentales, donde Mezzich citando a Kendell determina […] que las implicaciones terapéuticas y pronosticas del diagnóstico psiquiátrico se mostraban relativamente débiles y poco confiables […][6], citando también a  Stengel, que establece […]los trastornos no eran descritos objetivamente y la misma condición se definía bajo un número variado y confuso de nombres”[7]

Juan Enrique MEZZICH, Javier E. SAAVEDRA, citan a varios autores donde los […] criterios operacionales fue iniciado, cronológicamente, por José Horwitz y Juan Marconi (1966) en América Latina; Peter Berner (1969) en Austria; y John Feighner y colaboradores en los Estados Unidos. Los criterios diagnósticos de este último grupo, modificados y expandidos, fueron incorporados en el DSM-III. Más recientemente, criterios diagnósticos explícitos han sido propuestos para el componente psiquiátrico de la CIE-10. Aunque la claridad representada por los criterios diagnósticos específicos los hace valiosos para el trabajo clínico y, particularmente, para el investigativo, conllevan elementos controvertidos tal como el número, frecuentemente arbitrario, de elementos requeridos para asignar un determinado diagnóstico o el percibido sacrificio de validez por confiabilidad.[8]

EL MODELO MULTIAXIAL

Este modelo tiene una construcción correlacionada que toma varios aspectos, influyentes en la condición del paciente, donde este es influenciado por una serie de problemas de contexto, de formación y de desarrollo, esta construcción y los evalúa a través de variables altamente informativas llamadas ejes.

Intenta, así, describir al paciente en su condición clínica integral, configurándolo en su dimensión biopsicosocial. Los ejes o aspectos propuestos contienen escalas categóricas, típicamente focalizadas en condiciones patológicas, y escalas cuantitativas o dimensionales que flexibilizan el diagnóstico y cubren otros aspectos cruciales para entender los procesos de salud y enfermedad.[9]

El origen internacional de este modelo está documentado por los esquemas multiaxiales propuestos hace unas cuatro décadas por Essen-Moller y Wohlfahrt (1947) en Suecia; Lecomte y colaboradores (1947) en Francia; Bilikiewicz (1951) en Polonia; y Leme Lopes (1954) en Brasil. Éstos y los varios otros sistemas multiaxiales publicados desde entonces típicamente contienen cuatro o cinco ejes elaborados alrededor de dos aspectos diagnósticos fundamentales: descripción fenomenológica, por  un lado, y factores biopsicosociales causativos o asociados, por otro.

Los objetivos de este enfoque diagnóstico son los siguientes: 1) proveer una visión comprensiva de la condición del paciente; 2) articular los elementos críticos de un problema psiquiátrico (p.ej., las manifestaciones y las causas de un síndrome orgánico cerebral); 3) desplegar información pertinente a la preparación de un plan integral de tratamiento (p.ej., identificación de un síndrome psicótico que requiere medicación neuroléptica; de conflicto marital, que puede sugerir el uso de terapia familiar; y de dificultades crónicas para trabajar, lo que podría indicar la necesidad de entrenamiento vocacional); 4) optimizar la educación profesional en psicopatología; y (5) potenciar la investigación clínica y epidemiológica y promover el descubrimiento de nuevos patrones nosológicos.[10]

Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE).

La versión primera de la CIE se originó en París, en 1893, dirigida a la elucidación comparativa de causas de muerte como estimación del nivel de salud pública. Desde aquel entonces ha sufrido revisiones aproximadamente cada diez años; la quinta revisión, en 1938, incluyó por primera vez una categoría psiquiátrica, subdividida en deficiencia mental y trastorno mental.

La sexta revisión (1948) extendió la cobertura de la clasificación a la morbilidad, además de la mortalidad. La novena revisión (1977) tuvo como uno de sus aspectos notables el uso, por primera vez de un glosario aplicado a la definición de trastornos mentales. Esta revisión contiene 17 capítulos principales. El quinto corresponde a los trastornos mentales, y abarca 30 categorías de tres dígitos, organizadas en: 1) condiciones psicóticas orgánicas; 2) otras psicosis; 3) trastornos neuróticos, de personalidad y otros no-psicóticos; y, 4) retardo mental. Dado que en nuestro medio la CIE-9 será oficial aún por unos años más, se incluye un cuadro referencial con sus principales categorías (ver anexos cuadro Nº 1).

DSM-III y DSM-III-R. En 1980, la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) publicó en Washington la Tercera Edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-III). El DSM-III alentó prontamente un interés notable en el diagnóstico psiquiátrico, no sólo en su país de origen sino, también, en varias otras partes del mundo. La versión oficial en español apareció en 1983. Sus características innovativas principales incluyeron: 1) uso de criterios explícitos y específicos para la  definición de trastornos mentales; 2) reordenamiento de la lista de trastornos mentales, en base mayormente a patrones fenomenológicos o descriptivos; y 3) empleo de un esquema multiaxial para la formulación diagnóstica. En 1987, la APA publicó una revisión moderada, el DSM-III-R, manteniendo los principios básicos ya mencionados. La mayor parte de las modificaciones estuvieron dirigidas al refinamiento de criterios diagnósticos para un buen número de categorías de trastorno mental.

DSM-IV. El proyecto para el desarrollo del DSM-IV empezó brevemente después de la aparición del DSM-III-R, no sin crear cierta preocupación por la premura de su elaboración pues se trataba de mantener consistencia con la CIE-10. Entre sus características principales está la de haberse desarrollado con una mayor base académica que las clasificaciones anteriores. Existieron tres etapas en su elaboración: 1) la revisión sistemática de la literatura; 2) el análisis del banco de datos disponible para responder preguntas existentes; y 3) los trabajos de campo focalizados en las nuevas proposiciones nosológicas. En general, se trató de aprovechar la experiencia obtenida con el DSM-III y el DSM-III-R.

Finalmente, se desarrolló trabajos de campo en áreas clasificatorias conflictivas tales como el trastorno de personalidad antisocial, autismo, trastorno mixto ansiedad y depresión, trastorno de conducta y la esquizofrenia. En estos trabajos se trató de comparar los criterios del DSM-III, del DSM-III-R y de la CIE-10 frente a los nuevos criterios propuestos para el DSM-IV.

Reflejando la acuciosidad académica empleada en su desarrollo, el DSM-IV constituye una entrega más voluminosa y detallada que sus predecesores. Entre sus innovaciones substantivas está la redistribución de los síndromes orgánicos-cerebrales entre las diferentes secciones fenomenológicas del manual (de modo que, por ejemplo, el antiguo trastorno orgánico-cerebral de ansiedad es ahora diagnosticado primero como un trastorno de ansiedad y luego como debido a un determinado trastorno físico). Otra innovación ha sido la consideración del marco cultural de la nosología psiquiátrica, a través de la inclusión de párrafos sobre consideraciones culturales para el uso de los criterios diagnósticos específicos, de un glosario de síndromes culturales, y de pautas para una formulación cultural de la identidad del paciente, de su enfermedad y ámbito, y de la relación entre clínico y paciente. El cuadro Nº 2 (anexos) enumera las categorías mayores de trastorno mental incluidas en el DSM-IV.

La Décima Revisión de la Clasificación Internacional (CIE-10).

La preparación de la Décima Revisión de la CIE se inició en 1979, el mismo año en que saliera a la luz su Novena Revisión. Una característica fundamental de la CIE-10 es que constituye una familia de clasificaciones, abarcando no sólo enfermedades sino también otros problemas y factores relacionados con la salud.

Otra innovación general de la CIE-10 es el empleo de un código alfanumérico, una letra seguida por varios dígitos. El primer carácter, una letra, indica el capítulo (F para los trastornos mentales); el segundo, numérico, una de diez clases mayores de síndromes psiquiátricos (p.ej., F3: Trastornos afectivos); y el tercero, también numérico, identifica hasta 100 categorías psicopatológicas básicas (p.ej., F30: Episodio maníaco). Algunas de las 100 opciones han sido dejadas en blanco para permitir futuras adiciones. Los primeros cuatro caracteres del código son oficialmente internacionales. Los lugares del quinto y sexto carácter están disponibles para adaptaciones con propósito local o especial. El Cuadro Nº 3 (anexos) enumera las categorías principales de trastorno mental incluidas en la CIE-10.

Otra característica importante de la CIE-10 es el de la presentación de las definiciones categoriales con cuatro niveles de especificidad. Uno muy breve se incluye en el texto general para el uso de codificadores y estadígrafos. El segundo, de pautas diagnósticas, es de mayor especificidad que la del glosario de la CIE-9, se propone para la atención clínica general y estudios abarcativos. El tercero, de criterios diagnósticos, con una especificidad similar a la del DSM-IV, está dirigido principalmente a la investigación científica. Finalmente, es importante resaltar el desarrollo de una versión de la CIE-10, Capítulo V de Trastornos Mentales y del Comportamiento para atención primaria de salud (ICD-10 PHC), que focaliza 24 condiciones frecuentemente vistas en atención primaria y que podrían ser utilizadas efectivamente por médicos generales. La clasificación involucra el uso de una tarjeta para cada una de sus categorías, que contiene, por un lado, pautas diagnósticas, y por otro, pautas sobre su utilización.

Es también innovadora su presentación Multiaxial, desarrollada por la División de Salud Mental de la OMS y potencialmente pertinente para todas las especialidades de la medicina. La versión de 1993 del esquema multiaxial de la CIE-10 contiene los tres ejes siguientes:

Diagnósticos clínicos. Incluye los trastornos mentales así como los médico-generales.

II. Discapacidades. Valora las consecuencias de la enfermedad en términos de impedimento en el desempeño de roles sociales básicos, como son el cuidado personal, el funcionamiento ocupacional (como trabajador remunerado, estudiante o labor en casa), el funcionamiento con la familia y otros habitantes del hogar (evaluando tanto regularidad como calidad de las interacciones con los familiares) y el comportamiento social  en general (interacción con otros individuos y la comunidad en general y actividades de tiempo libre).

III. Factores contextuales. Se trata aquí de describir el contexto de la enfermedad, incluyéndose problemas relacionados con la familia o grupo primario de apoyo, ambiente social general, educación, empleo, vivienda y economía, asuntos legales, historia familiar de enfermedad y estilo de vida personal.

Se basa en los códigos-Z seleccionados del capítulo XXI de la CIE-10 “Factores que Influyen sobre el Estado de Salud y sobre el Contacto con Servicios de Salud”.

PRUEBA PERICIAL DE LA PSIQUIATRÍA

El peritaje  psiquiátrico incluye muy a menudo una cuantificación de la inteligencia del sujeto explorado, así como una valoración de su personalidad, realizadas ambas con el concurso de algún tipo de los denominados test mentales.

La utilización de estas técnicas presentan las siguientes ventajas[11]:

-       Permite un descubrimiento fácil, rápido y fiable de los rasgos de la personalidad del explorado, así como de algunos síntomas psicológicos que estén presentes en el. Por ejemplo, los rasgos de inseguridad o de obsesividad se manifiesta de forma clara y rotunda en la ejecución de muchas pruebas

-       Completa la entrevista clínica proporcionando un mayor nivel de objetividad en la constatación de tales rasgos o síntomas. Así, en la entrevista, un sujeto puede parecer agresivo, pero controlado, y el empleo de un test confirma objetivamente esta impresión inicial.

-       Hace posible una cuantificación de la intensidad de los rasgos de la personalidad o de los síntomas que presenta el sujeto.

Así mismo, los test tiene una función de levantar datos cuantificados, esto son […] una situación experimental estandarizada que sirve de estímulo a un comportamiento[12] cuya clasificación se basa en test de inteligencia y de personalidad. A ellos deben añadir las escalas de evaluación de conductas.

Para que una prueba sea considerada de relevancia, debe tener ciertas características, y así considerarse como una prueba con garantías, que coadyuve a la resolución de un proceso.

Dichas características según Gisbert son:

-       Validez, donde se subdivide en validez de apriorística, concurrente, estructural, y predictiva.

-       Fiabilidad, la cual se divide en fiabilidad de re test, equivalencia de formas paralelas, fiabilidad inter-examinadores.

-       Sensibilidad.

-       Economía.

-       Utilidad.

Dentro del peritaje psicológico, ya se mencionó una de las pruebas que consiste el test de inteligencia, donde Gisbert, cita a Stern que define la inteligencia como “la capacidad de enfrentarse con situaciones y problemas nuevos, y resolverlos con la ayuda del pensamiento”[13], este tipo de test nos sirve básicamente para marcar parámetros de imputabilidad de un sujeto.

Para  lo cual se entra de una medición o cuantificación, esta dad por diversos niveles de la capacidad intelectual, los cuales según Gisbert, Sánchez, Castellanos, los clasifican en función  del CI

-       CI superior a 130: sujetos probablemente geniales.

-       CI entre 116 y 130: sujetos muy inteligentes.

-       CI entre 85 y 115: inteligencia normal.

-       CI entre 71 y 84 inteligencia limite (bordeline)

-       CI entre 50 – 55 y 70 retraso mental leve.

-       CI entre 35 – 40 y 40 – 55 retraso mental moderado.

-       CI entre 20 – 25 y 35 – 40 retraso mental grave.

-       CI inferior a 20  – 25 retraso mental profundo.

Así mismo, encontramos una variedad de test inteligencia, donde los más relevantes son: teste de inteligencia de Wechsler, test de inteligencia no verbales de factor G.

También podemos hablar sobre el deterioro, del CI, donde este también es un factor que nos servirá en el peritaje, se establece que le índice de deterioro intelectual puede expresarse, porcentualmente, del siguiente modo:

ID= (CI [previo] – CI [actual] x 100/CI (previo)

El problema de este test radica en saber el CI previo.

Otro estudio a realizar es la personalidad, que dentro del campo es la psicología es considerara una de las tareas más difíciles, debido a sus variedad de puntos vista,  teorías y modelos. Existen dos  tipos fundamentales, los cuales son: los cuestionarios de personalidad y los denominados test de proyectivos.

Entre los cuestionarios tenemos los:

-       Inventario multifasico de personalidad de Minnesota (MMPI), la cual consiste en un cuestionario compuesto por 550 frases que el sujeto debe clasificar como verdadero, falso o no sé, referidos a sí mismo. El análisis de la respuestas conduce a un perfil de puntuaciones sobre diez escales principales que poseen nombres clínicos, de acuerdo con el propósito originario de la prueba, pero que deben a interpretarse psicológicamente[14]. (ver ejemplo del método en anexos).

-       Cuestionario de 16 factores de personalidad de Catteli (16-PF), este cuestionario contiene 167 preguntas; cada una de ellas van seguida de tres contestaciones y el probando debe elegir[15] (ver ejemplo del método en anexos).

-       Cuestionario de personalidad de Eysenck (EPG), este cuestionario de tres dimensiones de la personalidad que, según Eysenck, son básicas e independientes[16].

Entre las técnicas proyectivas tenemos:

-       Psico-diagnóstico de Rorschach, esta técnica consta de 10 láminas numeradas que presentan unas manchas de tinta simétricas, de las que las II y la III están en gris y rojo; las VIII, IX y X, en varios colores, y el resto en color gris de diferentes tonalidades. Esta prueba consiste en presentar al probando la primera lamina y preguntarle; ¿Qué puede ser esto? A continuación se anota el tiempo de reacción hasta la primera respuesta, así adicionalmente, sus gestos[17], etc.

-       Test de árbol de Koch, su aplicaciones muy fácil donde solo se le pide al privando que dibuje un árbol de frutas, donde se interpreta, los trazos, posición del papel, firmeza de los trazos, la actitud al realizarlo, pero fundamentalmente las partes integrales del árbol, raíces, suelo, tronco, ramas, copa, follaje, accesorios, utilizado en la prueba pericial para romper las resistencias de sentirse cohibido y atemorizado[18](ver ejemplo del método en anexos).

-       Test de apercepción temática (TAT) de Murray, el material comprende 31 láminas que representan escenas, algunas de las cuales son fácilmente identificables, mientras que otras son difusas o poseen un carácter más abstracto, de ellas se seleccionan 20 láminas para realizar  la prueba, según se vaya a explorar a un hombre adulto, una mujer adulta, un niño o una niña, la laminas están numeradas al dorso y con el indicativo correspondiente para efectuar esta selección. La prueba radica en decir al sujeto que deseamos explorara su fantasía y que a tal efecto le vamos a mostrar unas láminas, de modo que tendrá que indicativos que ve en ellas y contarnos una respuesta sobre lo que está ocurriendo en escena, lo que aconteció en el pasado y codujo al momento actual, lo que sucederá en el futuro, así como lo hacen, dicen, sienten los personajes. Pasado el protocolo hay que pasar a  su análisis que son: analizo cada relato, análisis de recurrencias, u englobamos en cuatro áreas, familia, amor, reacciones sociales, trabajo[19].

-       Test de frustración de Rosenzweig, esta prueba posee un especial interés en psiquiatría forense, por cuanto pretende estudiar la respuesta del probando ante situaciones frustrantes, y la intensidad y dirección de la agresividad provocada por ellas[20].

LA PERICIA PSIQUIÁTRICA

En ciertas investigaciones, una de las pruebas sustanciales para poder determinar si la conducta típica, y antijurídica resulta imputable a un individuo es la pericia Psiquiátrica. Partiendo, que la siquiatría forense está puesta al servicio del derecho, constituyendo una de las áreas científicas del conocimiento humano que ofrece mayor complejidad en razón del objeto de su estudio: el hombre visto desde un lado imperceptible visualmente en cuanto a su personalidad en sus manifestaciones anómalas, en lo que ellas poseen alguna relevancia jurídica.

Así tenemos que la Psiquiatría Clínica, es aquella parte de la medicina que estudia el comportamiento humano normal y anormal, y más específicamente aquellas alteraciones de la conducta que pueden considerarse como enfermedades, que producen sufrimiento y desajuste a quienes la padecen. De otro lado, la Psiquiatría Forense, es definida como el conjunto de nociones médico Legales siquiátricas que tienen importancia en el derecho (penal, civil, laboral) y que se relacionan generalmente con algunos aspectos de la capacidad natural mental y síquica.

ACCIÓN DEL PERITO[21]

1. valorar la incapacidad para actividades cotidianas.

2. valorar la incapacidad para actividades laborales.

3. determinar las consecuencias a futuro (secuelas).

4. determinar las consecuencias del llamado daño o perjuicio estético.

5. establecer la relación causal entre lesión y daño psíquico

6. Graduar la incapacidad para el desarrollo de las actividades cotidianas de la persona lesionada, producida por un trastorno psíquico.

7. La práctica judicial requiere del perito diga si, la víctima – desde el punto de vista médico – es apta, física y psíquicamente, para reanudar sus actividades, en las mismas o diferentes condiciones que antes del hecho lesivo

LO QUE DEBE DETERMINAR

EXISTENCIA DEL DAÑO PSÍQUICO:

Si una persona ha padecido en un momento determinado algún menoscabo psíquico.

-       Naturaleza del menoscabo (diagnóstico)

-     Evolución del menoscabo:

Si el menoscabo ha curado tras un período variable de tiempo.

Si se ha estabilizado como una secuela permanente.

ORIGEN DEL DAÑO PSÍQUICO:

Si un hecho traumático ha dado lugar a ese menoscabo psíquico: Causalidad.

- Directamente.

- Como consecuencia de una lesión o menoscabo físico.

CUANTIFICACIÓN: Es necesario la consiguiente comparación entre el estado de salud anterior al hecho lesivo y el estado residual (posterior al trauma)

DAÑO EMERGENTE: Posibles gastos derivados del restablecimiento del deterioro Psíquico (tratamiento, rehabilitación, etc.)

LUCRO CESANTE: Repercusión del deterioro psíquico en la capacidad

http://www.medicinaforenseperu.orgde ganancia del sujeto afectado y en la posibilidad de realización de otras actividades que representan, para el, una fuente de ingresos o satisfacción personal.

ELEMENTOS DEL INFORME[22]

1. Describir el estado de la estructura mental, personalidad y salud mental previos al hecho lesivo.

2. Identificar, cuantificar, cronometrar el hecho lesivo

3. Señalar el impacto personal (“daño psíquico”)

4. Indicar el Estado actual de la salud mental y personalidad.

5. Indicar las secuelas psíquicas presentes.

6. Establecer la variación entre el patrimonio mental previo y el posterior al hecho lesivo.

7. Cuantificar el Rendimiento Global de Funcionamiento antes y después del hecho lesivo y establecer la diferencia.

8. Pronosticar la alteración en el desarrollo y funcionamiento.

9. Baremación del Daño Psíquico

Conclusiones.

-       Se concluye que la psiquiatría forense aun siendo una subespecialidad, esta debe relacionarse de una marea interdisciplinaria con las demás ciencia del saber que intervienen en la aclaración de hechos contrarios a la normas, de esta manera debe actuarse en una forma colaborativa.

-       El peritaje psiquiátrico, representa una rama especializada de la medicina forense, y que esta contiene una serie de factores que conlleva a su complejidad, por lo tanto, la psiquiatría forense debe ser realizada por profesionales competentes en el área.

-       Los análisis, diagnósticos y demás actividades propia de la pericia psiquiátrica, pueden de forma clara y científica determinar las características personales, comportamentales y actitudinales de las personas, y lograr así, descubrir el grado de culpabilidad de dicho sujeto en un acto delictivo.

Bibliografía

-       Etimología de psiquiatría. Disponible en:  http://etimologias.dechile.net/?psiquiatra

-       PSIQUIATRÍA FORENSE ABORDAJE PERICIAL PSIQUIÁTRICO Aurelio López BURBANO.  Pág. 1 disponible en: http://www.ceprode.org.sv/staticpages/pdf/spa/doc1160/doc1160-i.pdf.

-       Tratado de Medicina Legal. Dr. Marcelo Aranibar Maldonado. Material de Apoyo Materia Medicina legal. Udabol. Cochabamba. Carrera de Derecho. Disponible en formato Word.

-       ESTUDIO SOBRE LA DEPRESIÓN SEGÚN LA ENCUESTA NACIONAL DE SALUD: 1995-2003. TESIS DOCTORAL RICARDO OMAÑA PALANCO. UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID. FACULTAD DE MEDICINA. Departamento de Medicina Preventiva, Salud Pública e Historia de la Ciencia Madrid, Enero 2008. Pág., 15, 16,17 Disponible en: http://eprints.ucm.es/8708/1/T30801.pdf.

-       DIAGNÓSTICA EN PSIQUIATRÍA.  Juan Enrique MEZZICH, Javier E. SAAVEDRA: disponible en: http://www.ceprode.org.sv/staticpages/pdf/spa/doc1160/doc1160-i.pdf.

-       J.A. Gisbert Calabuig, A. Sánchez Blanque, M. Castellano Arroyo. Medicina Legal y Toxicología. Sexta edición. E, Villanueva Cañadas. Masson editores.  Disponible en formato PDF. pág. 1042.

-       SERRANO, D. AUREA TENORIO, R. RAÚL. ESTUDIO CORRELATIVO ENTRE EL INVENTARIO MULTIFÁSICO DE LA PERSONALIDAD DE MINNESOTA PARA ADOLESCENTES Y LA ESCALA DE RESPUESTA INDIVIDUAL CRIMINOLÓGICA. REVISTA CIENTÍFICA ELECTRÓNICA DE PSICOLOGÍA. Disponible  en: http://dgsa.uaeh.edu.mx/revista/psicologia/IMG/pdf/No_2-8.pdf.

-       Cuestionarios de personalidad de Cattell. Documento de trabajo Juan Antonio Amador Campos Maria Forns Santacana Teresa Kirchner Nebot Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico Facultad de Psicología. Universidad de Barcelona. Estructura factorial de la versión reducida del «Eysenck Personality Profiler»  Adela Fusté-Escolano y José Ruiz Rodríguez Universidad de Barcelona. Disponible en: http://www.psicothema.com/pdf/349.pdf.

-       Pedro Fernandez Olazabal. Normas Para la Calificacion e interpretación del Psicodiagnostico de Rorschach en tres Grupos de Poblaciones. Tesis  Doctoral. Universidad De Camaguey. 2004. Disponible en: http://www.bibliociencias.cu/gsdl/collect/tesis/index/assoc/HASH0169.dir/doc.pdf.

-       Adriana S. Masuello Grafoanalizando. http://www.grafoanalizando.com disponible en:  http://xa.yimg.com/kq/groups/466498/57921928/name/Test+del+Arbol+(1).pdf.

-       UNIVERSIDAD DE Concepción – CARRERA DE PSICOLOGÍA Técnicas de Evaluación Psicológica II – 2002 – T.A.T. Apunte de circulación restringida UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN DEPARTAMENTO DE PSICOLOGÍA ASIGNATURA TÉCNICAS DE EVALUACIÓN PSICOLÓGICA Apunte de circulación restringida para uso docente en la asignatura de Técnicas de Evaluación Psicológica II. Preparado por Prof. Hellmut Brinkmann Sch. Concepción – 2002 disponible en: http://www.scribd.com/doc/7162222/Test-de-Apercepcion-Tematica.


[1] Etimología de psiquiatría. Disponible en:  http://etimologias.dechile.net/?psiquiatra

[2] PSIQUIATRÍA FORENSE ABORDAJE PERICIAL PSIQUIÁTRICO Aurelio López BURBANO.  Pág. 1 disponible en: http://www.ceprode.org.sv/staticpages/pdf/spa/doc1160/doc1160-i.pdf

[3] Ibíd. Aurelio López BURBANO pág. 1

[4] Tratado de Medicina Legal. Dr. Marcelo Aranibar Maldonado. Material de Apoyo Materia Medicina legal. Udabol. Cochabamba. Carrera de Derecho. Disponible en formato Word.

[5] ESTUDIO SOBRE LA DEPRESIÓN SEGÚN LA ENCUESTA NACIONAL DE SALUD: 1995-2003. TESIS DOCTORAL RICARDO OMAÑA PALANCO. UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID. FACULTAD DE MEDICINA. Departamento de Medicina Preventiva, Salud Pública e Historia de la

Ciencia Madrid, Enero 2008. Pág., 15, 16,17 Disponible en: http://eprints.ucm.es/8708/1/T30801.pdf.

[6] Ibíd. Aurelio López BURBANO. CLASIFICACIÓN DIAGNÓSTICA EN PSIQUIATRÍA.  Juan Enrique MEZZICH, Javier E. SAAVEDRA: disponible en: http://www.ceprode.org.sv/staticpages/pdf/spa/doc1160/doc1160-i.pdf

[7] Ibíd. SAAVEDRA

[8] Ibíd. SAAVEDRA

[9] Ibíd. Aurelio López BURBANO  MEZZICH, Javier E. SAAVEDRA

[10] Ibíd. Aurelio López BURBANO MEZZICH, Javier E. SAAVEDRA

[11] J.A. Gisbert Calabuig, A. Sánchez Blanque, M. Castellano Arroyo. Medicina Legal y Toxicología. Sexta edición. E, Villanueva Cañadas. Masson editores.  Disponible en formato PDF. pág. 1042.

[12] Ídem. Gisbert. pág. 1042.

[13] Ídem. Gisbert. pág. 1044.

[14]SERRANO, D. AUREA TENORIO, R. RAÚL. ESTUDIO CORRELATIVO ENTRE EL INVENTARIO MULTIFÁSICO DE LA PERSONALIDAD DE MINNESOTA PARA ADOLESCENTES Y LA ESCALA DE RESPUESTA INDIVIDUAL CRIMINOLÓGICA. REVISTA CIENTÍFICA ELECTRÓNICA DE PSICOLOGÍA. Disponible  en: http://dgsa.uaeh.edu.mx/revista/psicologia/IMG/pdf/No_2-8.pdf

[15] Cuestionarios de personalidad de Cattell. Documento de trabajo Juan Antonio Amador Campos Maria Forns Santacana Teresa Kirchner Nebot Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico Facultad de Psicología. Universidad de Barcelona.

[16] Estructura factorial de la versión reducida del «Eysenck Personality Profiler»  Adela Fusté-Escolano y José Ruiz Rodríguez Universidad de Barcelona. Disponible en: http://www.psicothema.com/pdf/349.pdf

[17] Pedro Fernandez Olazabal. Normas Para la Calificacion e interpretación del Psicodiagnostico de Rorschach en tres Grupos de Poblaciones. Tesis Doctoral. Universidad De Camaguey. 2004. Disponible en: http://www.bibliociencias.cu/gsdl/collect/tesis/index/assoc/HASH0169.dir/doc.pdf

[18] Adriana S. Masuello Grafoanalizando. www.grafoanalizando.com disponible en:  http://xa.yimg.com/kq/groups/466498/57921928/name/Test+del+Arbol+(1).pdf

[19]UNIVERSIDAD DE Concepción – CARRERA DE PSICOLOGÍA Técnicas de Evaluación Psicológica II – 2002 – T.A.T. Apunte de circulación restringida UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN DEPARTAMENTO DE PSICOLOGÍA ASIGNATURA TÉCNICAS DE EVALUACIÓN PSICOLÓGICA Apunte de circulación restringida para uso docente en la asignatura de Técnicas de Evaluación Psicológica II. Preparado por Prof. Hellmut Brinkmann Sch. Concepción – 2002 disponible en: http://www.scribd.com/doc/7162222/Test-de-Apercepcion-Tematica

[20] Ídem. Gisbert.

[21] VALORACIÓN DEL DAÑO PSÍQUICO WWW.MEDICINAFORENSEPERU.ORG. DISPONIBLE EN: http://medicinaforenseperu.org/media/documentos/20100217174357.pdf

[22] VALORACIÓN DEL DAÑO PSÍQUICO WWW.MEDICINAFORENSEPERU.ORG. DISPONIBLE EN: http://medicinaforenseperu.org/media/documentos/20100217174357.pdf

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s